VERÓNICA

Dos cuerpos entrelazados, ensimismados, se lanzan juntos a una danza compartida. Él la agarra por el cuello, ella también. Ella le sujeta con la otra mano, él se deja llevar. El vaivén ocurre, sus pies enloquecen. El baile ha comenzado “te necesito para bailar, te necesito para desearme, no me sueltes” ¿Bailas conmigo este rock´n´Roll ? La canción ya suena… Quizás sea un Vals.

“Te necesito para desearme.”

Este proyecto nace como una práctica física, creado en su origen como un ejercicio que comprendía la relación de dos cuerpos, conectados por la boca y que a su vez querían o deseaban permanecer entrelazados, investigando el movimiento entre ambos. Desde 2017, Álvaro Frutos junto a Candela Capitán se embarcan en un análisis más profundo de dicha práctica y posteriormente se suman al proyecto el equipo YVERZ, tomando así  este proyecto un frente audiovisual (video-danza).

 

ESTRENO 3 SEPTIEMBRE DE 2018