ISABEL

Un diálogo sobre la paciencia. Tirarse al cuello por amor y dejarlo todo. Aflojar y desde ahí, exhalar. Una pareja en un parque. Juntos esperan. Para esperar lo mejor es estar flojito, dejar que el pensamiento se exhale y deje hueco a la revelación. Agarrar a alguien para bailar. Agarrar a alguien y que su cuerpo te acompañe en la espera. Agarrar a alguien para bailar pegados en la verbena. Y una vez ahí, dejarse ir. Lo mejor es estar flojito: dejar que el movimiento llegue. Que la paciencia haga su trabajo y despliegue su poder sobre el tiempo. Entonces, solo entonces, en esos cuerpos entregados a la escucha, aparecerá lo que permanece, lo que no está antes ni después sino siempre, la frágil y milagrosa evidencia de la vida.

“Lo mejor es estar flojito”

ESTRENO 19 AGOSTO DE 2016