SAY YES.

A. Ask him, they serve it hot?
J. ¿Lo sirven caliente?
X. Sí.
J. He says yes.
A. It could be cold?
J. ¿Podría ser frío?
X. No.
A. Tell him thanks.
J. Gracias.

Pues así está el patio, si le preguntas a un meotorólogo, “calentito” te dirá. El sol aún pega fuerte y si en nuestras complejas agendas conseguimos sacar un hueco para ir a la playa…te tumbas y la arena aún calienta o mejor dicho, quema. Qué peligro tiene este tiempo en el que te achicharras, y ni te das cuentas hasta que miras a la persona que está a tu lado y compruebas que el rosa intenso está apoderándose de su piel.

Esto mismo es lo que nos pasa con nuestra “merienda de negros”, sigue calentando nuestras alcobas y por las noches nos despierta entre las 4:00 y 5:00 a.m.  pidiendo guerra entre almohada y almohada, entre suspiro y respiro. Dando un calor intenso, de estos que no te das cuenta y acabas empapado en chorros de sudor… no, no fue una pesadilla, te has despertado y bailaste en tu cama sin pensar en mañana.

Hoy nos ha llegado un recorte de una entrevista que le hicieron  a Jorge Drexler (cantautor, actor, médico, músico , uruguayo… este hombre lo es todo) ¡sí! El que cantaba:

“El tiempo era entonces dinamita. Vivamos colgados como estalactitas. Na-na-na-na-na-na-na-na-na-na”

Pues él, nos guste o no, que nos parezca intenso o ligero, dramático, ñoño ….todo eso ahora no entra en este post, lo que entra en este post y sin vaselina es este trocito de entrevista, le preguntan…

¿Te gustaría escribir un requetón?

La verdad es que es un poco difícil, pero me encantaría. Es un patrón rítmico que está extendido por todo el norte de África y tiene por lo menos diez siglos de antigüedad. Ya lo regresaban como el “ritmo del diablo” en los burdeles de la Persia en el siglo XI, y tiene un quiebre de tres a dos que hace algo genial en las caderas. Ahora bien, que me guste el requetón no quiere decir que me gusten los requetoneros. ¿De quién  es la culpa? De nosotros los compositores que nos creemos  mejores que los demás y no nos metemos en los géneros. Por ejemplo, hay canciones alucinantes como Atrévete de Calle13.

Nosotros nos atrevemos a mover las caderas y muchas horas, una seguida de la otra. Hasta llegar al fondo del género, dale pa´arriba y dale pa´bajo una y otra vez hasta que el ritmo del diablo nos cuente todo lo que quiera contarnos. Imagínate después las noches en casa…. tras horas de esto, pues normal que te despiertes y dudes de si es una pesadilla o te has puesto a rebotar en la cama imaginando que ese quiebre de tres a dos ha terminado atravesándote.

Este proceso creativo en que andamos metidos calienta y mueve, quema cada vez que nos encontramos y esta vez mientras estábamos ensayando partes de la propia estructura de la obra, empezó a hervir algo nuevo. Y nosotros lo dejamos… nos gusta que los fénomenos naturales sucedan y en plena ebullición, toc toc, un nuevo proyecto paralelo llamó a la puerta ¡y junto a Alejandra del Barrio estuvimos dandole figura en esta residencia!

CARNE DE CAÑON PARA GAVIOTAS (un film pa tí y pa mí esta apunto de salir a la vista, que no a la venta);  si ese día del rodaje alguien hubiera entrado en nuestra sala de ensayo…estamos convencidos de que jamás hubieran pensado lo que somos, lo que hacíamos.

 

Los otros ensayos en “La caldera” fueron más de : J intenta incorporar a A, abrazándole desde el suelo y haciendo que su cabeza se apoye en su hombro para que A, abra la boca y derrame el agua sobre la espalda de J. Después, J, acerca la estructura a la espalda de A. J amarra el cuerpo de A a la estructura. Pero no vamos hacer spoiler de la trama de esta merienda de negros.

Pronto más.
Pronto “Carne de cañón para gaviotas”.
Pronto os contamos fecha de estreno de nuestra merienda de negros.
Pronto volveremos a mover las caderas y bailar hasta la saciedad.

¡Dejamos todo esto en los bolsillos y cambiamos foco! El próximos lunes día 1 de Octubre comienzan las clases en el Institut del Teatre y nos volcaremos en ello, se avecina FUEGO jeje.

Gracias gracias a “La Caldera” por todo y a todos, nos sentimos siempre en casa.

PD:  Sean felices y recuerden: no ha sido una pesadilla, te despertaste y bailaste.