AZUL CLARITO.

La idea inicial de “Verano azul” no era la muerte de Chanquete sino la de uno de los niños. Y si esta muerte ya fue un drama colectivo que desencadenó en una tragedia nacional, ¿qué hubiera pasado si hubiera sido un crío de seis años, ahogado en la playa, como planteaba el guión original?

Pues quizás la tragedia nacional hubiera pasado a ser una catarsis de cólera grupal que hubiese levantado el país a saltos en un estado de euforia desorbitada, tanto español junto saltando hubiera provocado un temblor importante a nivel sismico y el resto del mundo se habría acojonado profundamente. Esto hubiese generado tal nivel de -impresionismo del poder humano, que hoy en día España y los españoles seríamos los putos amos en casi todo… pero esto no fue así. Pensar que los burros vuelan o que los perros tienen tan solo cuatro patas forma parte de un juego ilusionista, en el que lo mejor es que tú decidas en qué creer y en qué confiar más allá de lo que te cuenten y de los cambios repentinos que pueden ocasionar un giro radical del camino, del ritmo o de tu propio pensamiento. Sí…  nosotros seremos pesados con este temita… pero es que el soltar, aflojar y fluir en lo que vaya sucediendo, habiendo gestionado un plan anteriormente y permitirse modular en segundos, es lo que te da el gusto de gozar plenamente un presente en el que sabes que podría pasar mañana, pero también sabes que lo que podría pasar mañana puede cambiar en un “plis- plas”.

Nosotros teníamos nuestra ruta bien clarita y dentro de lo que es nuestro planteamiento inicial, todo fue fluyendo poco a poco sobre la piel cual gasa de seda sin estrenar.

¡Valencia! Gracias, gracias a todo el equipo del conservatorio, ¡fue un goce estar junto a todos vosotros dos semanas! Los alumnos, el profesorado y el cuidado recibido nos lo llevamos en cada rincón de nuestro cuerpo y, cómo no, mencionar a nuestra compañera Natalia Jiménez con la que estuvimos currando codo a codo y practicando lanzamento de toalla en la arena de la playa cada vez que teníamos un hueco.

¡Tenerife! ¡Tacoronte! ¡Garachico! ¡Samuel! Pues poco qué decir ya lo sabéis todo, felices y contentos con nuestro paso con “jaleo”. A todos los equipos, a los músicos, al público, a los compañeros, MERCI, MERCI!

¡Las Palmas de Gran Canaria! ¡Familia! ¡Casa! Patricia y su espacio ERRE que siempre nos abre las puertas y nos acompaña, por esto y por más, ¡un gracias bien alto a voz desgarrada!

A todo esto le sumamos lanzamientos de toallas, hemos conocido rincones mágicos, permitiéndonos cada día disfrutar un rato de todas las personas que nos fueron abriendo los brazos y regalando sonrisas, ¿qué más podemos pedir? La ruta continuó y pisamos Granada, Málaga, Sevilla… fuiste:

UN GRAN VERANO

 

¡Adiós, Verano, gracias por todo! Seguimos con septiembre y lo que nos queda de tí pero esta vez en Barcelona retomando aquello que dejamos a medias, aquello que aún esta por comenzar.

PD: I LOVE YOU.