ANTES DE BAJAR LAS PERSIANAS.

Hay cierto aroma a estrés en el ambiente. Se está terminando junio y es hora de dar carpetazo a muchas cosas que comenzaron a fermentar en septiembre. Nos volvemos locos con los exámenes , nos preguntamos si ha funcionado nuestra operación bikini, nos cuestionamos todas las cosas que no hemos terminado y pretendemos acabarlas en 15 días. A junio le queda un suspiro.

Queremos comenzar a practicar el lanzamiento de toalla sobre la arena, empinar el codo cada día como si no hubiera un mañana, pasar las tardes al sol y las mañanas en el sofá, esnifar cada segundo aftersun y saborear un helado en cuestión de segundos, antes de  que se derrita.

Pero previamente hay que dar el último empujón.

Vamos a sacar un sobresaliente antes de lanzarnos al goce. Si es que… ohh… la palabra goce suena tan bien, tan bonita… Con su G, su O, su C… Sin despistarnos.

ORGANIZACIÓN: Después del sobresaliente tenemos los cursos de verano. Estos a los que tus padres te envían para poder seguir teniendo tiempo libre, estos a los que te inscribes cuando eres adulto porque piensas que aprender ni es cuestión de edad, a estos a los que todos alguna vez nos hemos apuntado. Y a nosotros nos encanta.

En julio andaremos las dos primeras semanas en el Conservatorio Profesional de Valencia, la 3ª semana toca Tenerife y la 4ª Gran Canaria.

– Valencia: Conservatorio Profesional de Danza. Cursillos intensivos de verano.
– Tenerife: Festival Cuadernos Escénicos.
– Gran Canaria: Trainig veraniego, Dudar la camiseta.

Y tras todo esto pues eso… GOCE con todas sus letras en mayúsculas. Gozando cada lanzamiento, cada empinamiento, cada instante. Poco a poco os iremos contando esta gira prevacacional.

Pd: Please, sean de los nuestros, responsables, de 10. pERO PASE LO QUE PASE NO SOMOS PERFECTOS.